1

Recordando la Txarriboda

Txintxortas

Entre los sabores prácticamente olvidados, pero que siguen siendo una delicia para el paladar destaca el de la “txintxorta”, o “torta de chicharrón”, un dulce ligado a la Txarriboda, la matanza del cerdo que se realizaba en los caseríos y que lleva implícito eso de que “del cerdo se aprovecha hasta las pezuñas”.

Se trataba de una torta elaborada a base de harina, azúcar, huevos, manteca, canela y el magro que se obtiene una vez que se ha extraído toda la grasa de la manteca del cerdo, llamado “chicharrón” o “txintxorta”.

Para obtener este producto los trozos de manteca y carne se trocean en pedazos pequeños y se hierven. De cada trozo queda un residuo, el chicharrón, que se puede comer caliente o frío, y que se utiliza en muchos lugares para elaborar platos dulces o salados. En este caso es la base con la que se elaboran las Txintxortas o Tortas de Chicharron

Esta “torta” ovalada y recubierta de azúcar se elabora en Bizkarra con los ingredientes y el procedimiento tradicional, conservando también su aspecto habitual. Se comía en los primeros meses del año, y suponía un “reconstituyente” frente a las inclemencias del tiempo y el azote del frío invernal, siendo habitual degustarla templada.

Hoy en día todavía se puede degustar en Bizkarra, reencontrándose con uno de los sabores característicos de esta ancestral tradición

 

Bizkarra