1

Desarrollamos nuevos alimentos funcionales en el proyecto Aktibal

Este año el proyecto Aktibal llega a su última etapa de desarrollo con los objetivos cumplidos. Es un proyecto innovador en el que llevamos trabajando desde el 2018 junto con Tecnalia y las empresas Gastronomía Cantábrica y Cárnicas Ibarra, con el objetivo de crear nuevos alimentos funcionales con propiedades nutricionales.

Esta iniciativa pretende generar nuevas especialidades que respondan a la creciente demanda de alimentos saludables en los últimos años.  Se comercializarán a partir de 2021. La finalidad es contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas a través de una dieta equilibrada que proporcione los nutrientes necesarios. La creación de estos alimentos funcionales bajos en grasas y azúcares, se orienta a reducir la incidencia de enfermedades comunes, como las cardiovasculares. En su proceso de elaboración se han utilizado materias primas de origen local.

Los productos que hemos desarrollado son un pan enriquecido con proteína de guisante y mermeladas de albaricoque y frambuesa naturales sin azúcar.

También se ha desarrollado dentro del proyecto una hamburguesa con perfil lipídico mejorado que, mediante la incorporación de semillas de chía, permite reducir la proporción de ácidos grasos saturados y aumentar la de otros más saludables.

Estos productos estarán disponibles para la población en general, aunque responden especialmente a las necesidades de personas con enfermedades como la diabetes (mermeladas sin azúcar), con niveles de colesterol alto, o que consuman pocos alimentos con omega 3 (hamburguesas con perfil lipídico mejorado), así como a los requisitos nutricionales de personas deportistas (pan enriquecido en proteínas).

La participación en el proyecto Aktibal se enmarca en nuestro afán de innovación, enfocado a unir alimentación, calidad y salud.

En el desarrollo hemos aportado nuestro saber hacer en panadería y pastelería, así como la experiencia en el desarrollo de nuevos productos.

El proyecto Aktibal está apoyado por el Gobierno Vasco a través del programa Hazitek del Grupo SPRI. Ha sido subvencionado por el Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco y por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder).