1

Alimentación saludable

Alimentación saludable BizkarraNutrición, salud y gastronomía son categorías enlazadas en la misma sintonía, y es una sintonía que interesa a apartes iguales a consumidores y productores. Lo acabamos de comprobar en la jornada organizada por Tecnalia sobre Alimentación saludable: Ingredientes naturales para la dieta, celebrada en el Artium de Vitoria.

El evento ha estado enmarcado dentro de las actividades de la Capitalidad Gastronómica de Vitoria-Gasteiz y ha sido punto de encuentro de personas y entidades relacionadas con el sector de la alimentación: empresas de tecnologías, nutricionistas, restauradores, productores locales, público interesado… aportando una gran diversidad puntos de vista.

La jornada ha tenido un claro enfoque hacia la innovación, exponiendo las últimas técnicas de desarrollo de nuevos alimentos y su aplicación en la gastronomía. Un aspecto en el que estamos especialmente interesados.

El evento nos ha permitido profundizar en algunos aspectos esenciales sobre el presente y las tendencias de futuro, constatando que el binomio salud y gastronomía van a seguir siendo los protagonistas de forma creciente. En esta línea, la innovación camina en gran parte hacia el desarrollo de los llamados productos funcionales, a los que se ha dedicado un apartado de la jornada.

pan funcional Bizkarra

Pan de avena, en la gama de panes funcionales Bizkarra

El origen de los alimentos funcionales está en Japón, durante los años 70, por la preocupación de las autoridades respecto a algunas carencias en la dieta de la población y por la creencia de que la estrategia de respuesta más adecuada era el consumo de productos con un extra nutricional correctivo. Los expertos son contundentes sobre los beneficios que aportan a la salud en el contexto general de personas con hábitos saludables.

Otra cara de la innovación son los nuevos productos que están surgiendo, ligados a dietas específicas como el veganismo, la paleo dieta…etc. destinados a ampliar y diversificar el abanico de especialidades disponibles para el consumo.

Entre las cuestiones que se pusieron sobre la mesa fueron algunas percepciones erróneas, como la de identificar determinados ingredientes derivados de la investigación con aportes químicos, cuando “hay aditivos que son totalmente naturales”, como se señaló. En la percepción de lo natural, en alimentación, existe a veces cierta distorsión que lleva a emparejarlo con lo rústico, con el riesgo de hacerlo un opuesto al desarrollo tecnológico, el control de los procesos y otros parámetros que son pilares de la calidad y la salud.

La jornada finalizó con una mesa redonda donde se debatieron estas y otras cuestiones relativas a los hábitos alimentarios, la dieta mediterránea y los productos innovadores, dejando constancia de que, para todos, el buen producto y la buena gastronomía es siempre salud.

 

Bizkarra