Turrón de Soconusco

Turron-Soconusco

Del nuevo mundo a Bilbao

Entre las variedades más nuestras de navidad está es el turrón de Soconusco, netamente Bilbaíno, y que no se puede encontrar fuera de La Villa.

Tiene un aspecto característico tricolor que se lo da una combinación de Praliné blanco, praliné tostado, la trufa y cobertura de chocolate. Su origen está entre la historia y leyenda, y se atribuye a un vizcaíno llamado Iñigo Urrutia que embarca al principio del siglo XVII en busca de fortuna al Nuevo Mundo.

En su viaje llega hasta México, donde no se verá recompensado con el tesoro que buscaba pero sí con otro denominado por los indígenas de la zona “Árbol de la Vida”. Se trataba en realidad de árbol del cacao. Llega hasta Santa Ana de Soconusco donde encuentra un cacao, autóctono de esa zona, que trae a Bilbao. Su familia, que regenta una confiteria, empieza a utilizarlo investigando con nuevas mezclas. Serán los nietos de estos pasteleros quienes harían un nuevo turrón al que llamaron “Turrón de Soconusco”, en honor al lugar desde donde les trajeron el cacao. XOCO-NOCH-KO’ es una voz NÁHNALT QUE SIGNIFICA “ LUGAR DONDE HAY TUNAS AGRIAS”

En su momento, lo más original era la combinación de estos pralines y la trufa, que era sin duda innovadora. Hoy en día es un turrón de tradicional, con un sabor exquisito y con la particularidad de una fórmula exclusiva de nuestra tierra.