1

Sandra Lejarza y Bizkarra unen sus especialidades en un bocado Km.0

La ganadera Sandra Lejarza y la familia Bizkarra han unido sus especialidades para crear un bocado Kilómetro Cero, una hamburguesa completa con pan, que presentan en la feria Gustoko, que se celebra del 12 al 14 de febrero en el BEC y está dedicada al producto de origen.

La nueva especialidad tiene sabor del Valle de Arratia, como resultado de unir las Baserriko Hanbugesak de Sandra Lejarza, de carne de ternera criada por la ganadera en Lemoa, y el pan de trigo elaborado por la familia Bizkarra en su obrador de Usansolo, con masa madre y fermentación lenta, siguiendo el proceso tradicional. “Apostamos por una hamburguesa que es sinónimo de salud, buen comer y compromiso con el productor local” afirma Sandra Lejarza.

El nuevo bocado Km0 consta de un paquete de 4 Baserriko Hanburgesak, elaborada con carne de rabadilla y falda de ternera, las partes más jugosas y tiernas, de sabor intenso. Se acompaña de 4 panes Bizkarra elaborados en el formato idóneo. Es un pan rústico de trigo alavés mayoritariamente, suave en sabor y de poca acidez para resaltar el sabor de la hamburguesa. Muy hidratado, tiene la miga muy alveolada y una textura idónea para rellenos contundentes que incluyen salsas. No se hornea en su totalidad con el fin de darle el acabado final justo antes de consumirlo, mediante un ligero tostado en la plancha, de esta forma queda muy crujiente en contraste con la carne.

El conjunto, según Sandra Lejarza, es “una hamburguesa grande en todos los sentidos, tanto por el tamaño como por el sabor y la calidad del producto, y además también es grande en recoger nuestra mejor tradición y cultura gastronómica”. Se comercializa exclusivamente bajo pedido, siguiendo las normas de la ganadera. “Hablamos de un producto muy cuidado, y mi forma habitual de comercializar es la mejor garantía de que esté siempre en su punto”, destaca Sandra.

Para realizar los pedidos hay que dirigirse a: Sandra Lejarza, Tel: 637 81 09 67 o lejarza74@icloud.com

La idea surge de los puntos de encuentro de ambos productores, desde sus distintos ámbitos, y de su apuesta por el producto natural, el sabor de origen y la tradición. En Baserriko Hanburgesa Sandra Lejarza une negocio y forma de vida como ganadera, controlando todo el proceso de principio a fin, desde la cría hasta la comercialización de la carne bajo pedido para mantener los parámetros de calidad. “El valor de nuestras hamburguesas está en su gran sabor y también son referentes por su tamaño. Es el sabor de un buen trabajo y de nuestro compromiso por el desarrollo con el medio rural”, afirma. Esta emprendedora trabaja desde hace más de 6 años la carne de vacuno en su explotación ganadera de Lemoa, comercializándola directamente bajo pedido en piezas y como hamburguesas.

En el ámbito de la panadería, la familia Bizkarra lleva tres generaciones elaborando pan manteniendo el proceso tradicional: utilizando masa madre en todos sus panes y fermentando las masas lentamente, dejando que la naturaleza haga su parte para conseguir un sabor, aroma y duración características. “Solemos decir que elaboramos pan “de verdad” para dar ese matiz de autenticidad a las masas que se trabajan como hace más de 55 años, aunque evidentemente con los medios y tecnologías más modernas.” Bizkarra cuenta también con obrador de pastelería y entre sus señas de identidad se encuentra la innovación, siempre partiendo de los sabores de la tierra y las recetas más antiguas.

Tras coincidir en distintos eventos, poner en común puntos de vista y algunas colaboraciones puntuales, se fue formando la idea de un proyecto conjunto. “vimos que por ambas partes nos enfocábamos claramente al producto de proximidad y que nos motivaban los proyectos innovadores y colaborar con otros profesionales en sintonía”, destaca Eduardo. La oportunidad de concretarla surgió preparando la feria Gustoko, donde se presentarán al público en el stand G42, “esperamos una buena acogida”, señala Eduardo.