1

Detalles

La intxaursaltsa se elaboraba a base de leche, azúcar, canela y nueces trituradas, que adquirían con la prolongada cocción una textura de pasta. Este era un alimento muy frecuente que nunca faltaba en la cena de nochebuena, y que junto al bacalao y las verduras constituían elementos de la cultura gastronómica más tradicional del País Vasco. En Bizkarra se retomó hace años para convertirlo en un turrón que tiene como base los mismos ingredientes, añadiéndoles otros como el chocolate, con los que consigue un praliné de nueces que recuerda al sabor añejo.

Este es uno de los pocos turrones que se hacen a base de nueces, y el secreto para conseguir esta masa, muy delicada y difícil de trabajar, se guarda celosamente en el obrador de pastelería de Bizkarra en Usansolo.

Productos relacionados