1

La tarta Bizkarra cumple una década

tarta Bizkarra

La tarta Bizkarra se sirve ligeramente fría para acentuar sus características

La tarta Bizkarra está de aniversario. Este postre nació hace ya una década para celebrar nuestro 50 aniversario, legar un propio sabor a la posteridad y homenajear la contribución de fundadores, equipo y clientes, por eso es una tarta con apellido.

El sabor de la tarta Bizkarra es tan particular como su historia. Es muy suave y muy refrescante, y se sirve ligeramente refrigerada para acentuarlo. Lleva una base de bizcocho con una capa de Crocanti y sobre ella una esponjosa Mousse con un baño superior de chocolate.

La creamos íntegramente en nuestro obrador, desarrollando diversas pruebas y mezclas, a partir de una idea y unos ingredientes iniciales. La receta lleva azúcar, nata, queso, hojas de gelatina y licor, que le da un toque muy especial. El resultado es un postre muy original y muy propio de la época estival: es ligero y fresco a la vez, por ello, es una de las tartas preferidas en verano, ya que es estupendo broche final para las celebraciones de estas fechas.

La imagen de la tarta Bizkarra está concebida como un juego de sencillo contrastes entre el marrón oscuro exterior y el blanco del interior, que se aprecia en el corte. Y destacando en la superficie sobre el chocolate el nombre Bizkarra en caligrafía como seña de identidad.

Con la tarta Bizkarra, hemos plasmado nuestra trayectoria como una marca consolidada, partiendo de algo que empezó como el proyecto empresarial de una familia en los años 50. Desde entonces, primamos en todas nuestras especialidades de pastelería y panadería -como en la tarta Bizkarra- la fusión entre tradición e innovación. Tradición en los procedimientos de elaboración e innovación en sabores, ingredientes, presentación… Con la adecuada mezcla de ambos enfoques seguimos avanzando para crear y recrear nuevas recetas y contribuir al desarrollo de nuestra gastronomía en el apartado específico de los postres.